“Vivir en la tierra” un sábado a la tarde


Política y gobierno

La muestra de Andy Goldstein, con el respaldo de la Fundación Techo y la Fundación Ford, revela en más de 60 fotografías cómo viven los millones de latinoamericanos que están en situación de pobreza y exclusión social. Los protagonistas eligieron libremente cómo y dónde ser retratados en sus hogares, lo que da una sensación especial de intimidad y cercanía. Mucho más que “fotografías de pobres”. Un recorrido recomendado y abierto al público en el Centro Cultural Recoleta.

Llegué a la muestra de Andy Goldstein en el Centro Cultural Recoleta sin demasiadas expectativas. Me dije a mi misma que no me convenía, que iba a pasar mi sábado a la tarde rodeada de “turistas extranjeros y ricachones conmoviéndose en una sala de museo por la pobreza que se niegan a ver en su propia ciudad”. Pero a pesar de mi pesimismo, entré igual ¡Menos mal!

No estaba del todo equivocada, pero la calidad de la muestra hizo que valiera la pena tener que soportar a algún que otro personaje (local o importado) “turisteando” en la sala mientras se tomaba un cafecito importado en vasito de cartón y a esa madre con la que me topé en la mitad de mi recorrido, que intentaba, sin éxito, controlar a sus dos hijos que correteaban tocando todas las fotografías con sus deditos. “¡Miren, miren! Esto lo que muestra es toda la pobreza que hay en Latinoamérica”, les decía.

“No señora, esta muestra no es sobre los pobres, así, dicho con ese tonito lastimoso”, pensé en decirle. Claro está, me contuve. Sólo a alguien que se quedó en la puerta del Centro Cultural y que únicamente vio el cartel de la exposición le justificaría que redujera la descripción de la muestra a eso, a decir que la protagonista de las 60 fotografías tomadas en 14 países es “la pobreza”.

Los protagonistas son los latinoamericanos. Las más de 174 millones de personas que, según estimaciones de la CEPAL, todos los días nacen, van a la escuela y luego la abandonan para trabajar en el campo o como vendedores ambulantes, se reproducen, se enferman y finalmente mueren en asentamientos informales en nuestra región.

Ellos, con sus alegrías, sus orgullos, sus desesperanzas y sus miserias, interpelan desde la obra de Goldstein a todo el que visita la muestra. En ese instante, aquel que congela el obturador de la cámara, tenemos acceso a su intimidad, a su cotidianeidad, y por qué no, a un pedacito de sus almas.

Sus miradas, sus poses, desde las desafiantes hasta aquellas casi suplicantes, revelan casi tanto como los cartones y chapas que, tapizados de una mezcla de imágenes de las chicas superpoderosas, Jesucristo, Los Simpsons y angelitos rubios y rollizos, sirven de pared y techo para esos hogares con pisos de tierra.

“Vivir en la tierra” es justamente el nombre de la muestra. Si bien muchos parecen optar por concentrarse en lo de tierra, yo prefiero hacer hincapié en lo de vivir y en el excelente trabajo que hace Goldstein, al permitirnos entrar por un instante en la intimidad de los que día tras día se las arreglan para hacer lo mejor que pueden con las escasas oportunidades que se les ofrecen.

Para agendar:

Andy Goldstein
Vivir en la tierra
Viernes 3 de mayo al domingo 9 de junio
Sala Cronopios

Centro Cultural Recoleta
Junín 1930 – CABA
www.centroculturalrecoleta.org

Mas Información:

NOTAS RELACIONADAS