Argentina asumió la presidencia pro témpore del Consejo de Seguridad


Política y gobierno

Cristina Fernández encabezó hoy el debate en el Consejo de Seguridad, iniciando la presidencia pro tempore del órgano ejecutivo de Naciones Unidas, acompañada en esta oportunidad por UNASUR y CELAC.

En el marco de una nueva sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Argentina asume a partir de hoy, y durante un mes, la presidencia pro témpore de este órgano ejecutivo. La temática que se trató en el debate abierto fue “La cooperación entre la ONU y las organizaciones regionales y subregionales”.

Si bien no es la primera vez que la Argentina asume la dirección del Consejo de Seguridad, hoy comenzó un nuevo mandato signado por una novedad: la presencia de dos organizaciones regionales que participaron de los debates al interior del órgano: la Comunidad de Estados Latinoamericanos (CELAC) y la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

En este sentido, puede entreverse un posicionamiento interesante de estas dos organizaciones de creación reciente, que parecen estar marcando tendencia a nivel regional.

Durante la mañana neoyorkina, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó la reunión del Consejo de Seguridad, tocando distintos puntos durante su disertación. A continuación, se exponen algunos de ellos:

  • Fernández de Kirchner propuso una revisión de la “lógica” del Consejo de Seguridad, por presentar una forma que responde al contexto de Guerra Fría y por ser obsoleta en el mundo del presente.
  • América del Sur vista como una “región de paz”: a partir de aquí, la mandataria destacó la modalidad para la toma de decisiones en organismos regionales como CELAC y UNASUR, por la cual se propicia el consenso para finalmente arribar a la unanimidad, sin existencia de un derecho al veto, mostrándose muy crítica a este respecto.
  • La presidenta también aludió a la defensa de la privacidad de los ciudadanos y de la soberanía de cada nación, en clara crítica a los últimos sucesos vinculados al espionaje masivo llevado a cabo por agencias de los Estados Unidos. En este marco, exhortó a los países a establecer regulaciones globales para el control de esta actividad ilegal.
  • Fiel al tema del día que convocó a los Estados presentes en el recinto, Fernández llamó a un fortalecimiento de “las relaciones bilaterales entre la ONU y organismos regionales”.

 

NOTAS RELACIONADAS