Hablan los Expertos: Pensar global para emprender local


Competitividad y Desarrollo Local

Manuel Luna

Periodista, Investigador del Centro de Estudios Internacionales Contemporáneos

 

Uno de los aspectos sobresalientes del mundo empresarial y productivo de la provincia de Córdoba es sin dudas su espíritu emprendedor. No pasa desapercibida la gran cantidad nuevos proyectos que surgen año a año, así como tampoco las políticas y estrategias de fomento para consolidar estas iniciativas y favorecer el desarrollo de un ecosistema innovador.

No obstante, en una economía global interdependiente, la toma de decisiones al momento de emprender esta atravesada por diversos factores  como  pueden ser el nivel de especialización y la estructura productiva local, los procesos de cambio tecnológico y la articulación de cadenas globales de valor, entre muchos otros, que obligan a considerar los aspectos estructurales de la globalización, independientemente si el proyecto tiene aplicación local o esta destinado a mercados externos.

Considerando esta naturaleza global-local nos preguntamos ¿cuál es la mirada que tienen los emprendedores de Córdoba sobre las tendencias de la globalización? estas tendencias ¿son tenidas en cuenta al momento de emprender? ¿qué desafíos y qué limitaciones podemos encontrar?

En busca de reflexionar sobre estos interrogantes, CEIC conversó con tres protagonistas del mundo emprendedor local . Luciano Crisafulli, economista y Operations Manager de Alaya Capital, Andrés Pallaro Vicerrector de Innovación, Investigación y Posgrado de la Universidad Siglo 21  y José Rodríguez, Director Ejecutivo de la Agencia Córdoba Emprender e Innovar del gobierno provincial. Todos ellos con una extensa trayectoria en el ámbito personal y colectivo, nos ofrecen sus miradas y opiniones sobre la relación entre globalización y emprendedorismo.

jose rodriguez (1)
José Rogríguez. Director Ejecutivo de la Agencia Córdoba Innovar y Emprender.

Como punta píe inicial, Andrés Pallaro, sostiene que “hoy por hoy la globalización facilita que emprendimientos de cualquier origen local puedan aspirar a ser globales más rápidamente”. Es que la globalización, este proceso en función del comercio y la inversión en el ámbito internacional, es uno de los presupuestos imprescindibles del pensamiento estratégico que deben tener los emprendedores del siglo XXI.

El Director Ejecutivo de la Agencia Córdoba Innovar y Emprender, José Rodríguez, también presenta su idea sobre la conexión latente entre emprender y la globalización: “Es una relación de extrema relevancia. El éxito de Singapur, por ejemplo; un país costero de cinco millones de habitantes, da cuenta de la importancia de estar abiertos a intercambiar con el mundo, de manera positiva. Otro caso es el de Israel, donde una serie de factores permitió el desembarco de las firmas globales de tecnología más importantes”.

Siguiendo con esta línea, está claro que quienes decidan emprender deben tener muy en cuenta el factor de la globalización. Igualmente, este proceso es algo más que cambios y transformaciones. No se deben dejar de lado otros fenómenos y realidades socioeconómicas locales y regionales. Es por eso, que la globalización en sí anuda al mundo en una red de comercio e inversión, generando un escenario altamente competitivo.

Con respecto a esto, lo que pasa a nivel internacional debería ser un factor clave a la hora de tomar la decisión de emprender. “Debería, pero aquí no lo es. La decisión de emprender en Córdoba tiene más que ver con aspectos locales y es algo a modificar en el mediano plazo”, dice Luciano Crisafulli. Por su parte, Andrés Pallaro también opina sobre este tema: “El escenario internacional sí influye y mucho. No obstante, al interior de los países y las economías, cualesquiera sean sus tipos de gobierno y prioridades, se da un movimiento de valorizar e impulsar que más ciudadanos puedan desplegar actividades económicas independientes, bajo distintos formatos de lo que consideramos como emprendimientos”.

Si nos enfocamos específicamente en lo que sucede en nuestra ciudad, sin dudas el saldo dará positivo. En la actualidad existen diversos programas y eventos que fomentan y promueven el emprendedorismo en Córdoba. En base a ello, Crisafulli afirma: “Al entorno emprendedor tecnológico de Córdoba lo noto en un constante crecimiento. Cada vez son más las personas de alto potencial que se animan a emprender. De todos modos, aún lo suelen hacer de manera part time, es decir casi como un hobby. Córdoba necesita más emprendedores que cuenten con una vasta experiencia previa en lo que hacen”.

crisafulli (1)
Luciano Crisafulli. Operations Manager de Alaya Capital.

En relación a esto últimpo Pallaro es optimista: “Percibo el entorno en una larga marcha hacia el desarrollo y la maduración. Hace unos años no existía ecosistema, solo eran partes sueltas. Hoy tenemos fundaciones, universidades, inversores, aceleradoras, incubadoras, startups, programas de innovación abierta de grandes compañías, etc. Todos en constante enriquecimiento y colaboración, lo cual genera mayores posibilidades de casos emprendedores exitosos”.

“Es un momento muy interesante para el desarrollo emprendedor en Córdoba. Sin dudas hay mucho camino por recorrer antes de poder decir que tenemos un ecosistema de emprendimiento maduro. Pero están dadas las condiciones para pensar en un futuro cercano, en Córdoba generando empresas dinámicas con propuestas competitivas y de alto valor”, añade Rodríguez.

Si nos preguntamos y pensamos si es posible emprender en estos momentos, la respuesta es sí. La condición en la cual vivimos es retadora, pero emprender no es imposible. Hay puntos a favor. Cada vez son más los que han aprendido a pensar en forma global, lo cual los impulsa a crear medidas para expandirse a otros mercados.

Dentro de los sectores con mayor potencial, Crisafulli destaca “al sector tecnológico en general y también al científico”. Además, el actual vicerrector de la Universidad Siglo 21, dice que “es un privilegio para Córdoba contar con las universidades y centros de formación que tiene”.

Con respecto al último punto, José Rodríguez pide “prestarle atención a la economía colaborativa, dentro del abanico de las nuevas economías”. Además, el Director Ejecutivo de la Agencia Innovar, remarca esta idea: “Creo que la innovación en los sectores primarios y secundarios, como también los servicios representan una oportunidad inmensa para la gestación de nuevas oportunidades en la provincia de Córdoba”.

Aun así, muchos de los emprendedores enfrentan retos que los frenan en su afán de comenzar un proyecto. “Las limitaciones siguen siendo muchas; escasez de profesionales tecnológicos, escasez de integración internacional y escasez de fondos. Esas son tres de las principales trabas que enfrenta hoy el ecosistema emprendedor local”, cuenta Crisafulli.

Otro de los aspectos importantes a trabajar en el corto y mediano plazo es incentivar la educación orientada a despertar el espíritu emprendedor. Muchas veces se considera a la educación y capacitación emprendedora como una disciplina de estudios empresariales. A modo de ejemplo, en China se promueve un programa sin fines de lucro para fomentar el espíritu empresarial de los jóvenes y es patrocinado con recursos de la comunidad empresarial.

Andrés Pallaro. Vicerrector de Investigación, Innovación y Posgrado de la Universidad Siglo 21.
Andrés Pallaro. Vicerrector de Investigación, Innovación y Posgrado de la Universidad Siglo 21.

Sin embargo, últimamente las incubadoras de negocios, las universidades y otros programas han permitido mejorar el nivel de apoyo a los emprendedores.

La vinculación entre el gobierno, las empresas, las universidades y ONG es otro de los factores claves a desarrollar para generar un sistema de innovación en Córdoba. Crisafulli expresa que “la vinculación existe pero es incipiente” y ve como solución “fijar una agenda de trabajo en conjunto entre las partes”. Rodríguez, por su lado, amplía: “Las relaciones deben seguir mejorando. Los desafíos pasan por generar condiciones positivas para que empresarios se animen a desafiar sus modelos de competitividad; entender cómo desde Córdoba le podemos aportar al mundo e invertir en ese sentido”. De todas formas, el Director de la Agencia Innovar, advierte que “eso no es fácil”.

Por último, cabe destacar el actual rol del emprendedor, asociándolo con este escenario donde la producción se articula bajo cadenas de valor. “El rol de ellos crece en relevancia, dado que las cadenas de valor son un enorme campo de oportunidades para que emprendedores logren expandir sus startups de forma mucho más sostenible”, expresa Andrés Pallaro.

No quedan dudas del significativo papel que tiene la globalización a la hora de emprender. De aquí en más, el desafío para el ecosistema emprendedor cordobés será seguir creciendo y consolidando las bases para el mediano y largo plazo.

NOTAS RELACIONADAS
Sobre Manuel Luna 2 Artículos
Periodista, Investigador del Centro de Estudios Internacionales Contemporáneos